Mujeres Migrantes

MARY, HISTORIA DE UNA HEROINA

Mary San Salvador

Hazme un favor, me dice Mary cuando nos despedimos. Tú que hablas con muchas mujeres, “Diles que todo se puede, que si yo he podido, ellas también pueden superar todo lo que se les ponga en el camino”
Mary es una luchadora, de esas mujeres que nos pone la vida delante porque tenemos mucho que aprender de ellas, uno de esas heroínas de las películas de Hollywood, que son guapas, en sus hazañas hasta son capaces de saltar del techo de un tren en marcha a otro sin hacerse ni un rasguño.
Pero la historia de Mary no es una historia de ganadores, de echo es todo lo contrario, la historia de Mary es una historia de perdedores.
Mary perdió mucho, con 24 años, después de tener tres hijos de dos parejas diferentes, decidió dejarlo todo e irse a los EEUU.
Su pareja la había abandonado y su salario no era suficiente para mantener a sus tres hijos, el mas pequeño de meses. Un día, sin pensárselo demasiado, agarró su bolsa y se marchó. Sus hijos los tenía su madre en un pueblo a las afueras de San Salvador, ni siquiera se despidió de ellos, esperó hasta estar en Guatemala, para llamar a su madre y contarle que iba rumbo a los Estados Unidos. Su madre le aconsejó que no lo hiciera, pero ella estaba convencida y a pesar de que en la frontera ya le habían robado todo el dinero que llevaba, decidió continuar.
Una vez en Guatemala trabajó y finalmente consiguió suficiente dinero como para llegar a México.
“Realmente yo no sé hacia donde iba” una vez en Huixtla, Chiapas, agarró el tren de carga, “había conocido a dos chicos un Salvadoreño y un Hondureño, ellos decían que me iban a cuidar, que no tuviera miedo, era una aventura” Pero después de 5 horas de viaje, Mary no explica muy bien porque, decidieron que tenían que bajar, el tren estaba en marcha y los chicos le agarraron la cintura, ya había bajado los tres primeros escalones, cuando en las palabras de Mary explica, que “los dueños del tren tiene un pacto con el diablo, por eso, cuando yo estaba en la grada bajando, vi como una mano negra y peluda que me soltaba las manos, había como un remolino de aire en las vías y tiraba de mis pies hacia abajo, yo no quería soltarme, pero de pronto, vi como el tren se me echaba encima, en ese momento pensé, ‘Dios mío, mis hijos’ y de pronto, ese mismo aire me sacó de debajo de las vías y conseguí arrastrarme a la orilla.
El tren me había pasado por encima de las piernas, por un tobillo y por encima de la rodilla de una pierna y me había machacado la otra rodilla. Mis acompañantes de viaje me habían visto caer, vieron que estaba viva, pero continuaron su viaje, nunca me ayudaron.
Pedí ayuda a unos niños y rápidamente llamaron a sus papas, que vinieron a mi auxilio, aunque yo les pedí que me quitaran del sol y ellos me decían que no, que enseguida vendría el ambulancia, nunca vi mis piernas en las vías, sino me hubiera muerto.
Después de pasar nueve meses en casa de Doña Olga, que tiene un albergue para migrantes mutilados en Tapachula, Chiapas, regresé a El Salvador.
Eso fue muy duro, muy deprimente, pero ahora estoy aquí con mis hijos, vendo dulces y fruta en el centro de San Salvador y soy feliz, no tengo mucho, pero este es mi nuevo cuerpo y soy capaz de sacar a mis hijos adelante yo sola, sin ayuda de nadie. Yo tardé mucho en aprender, pero ahora ya lo entiendo todo.

DONDE ESTAN NUESTROS MIGRANTES DESAPARECIDOS?

Carmen

En sus rostros se refleja la tristeza acumulada a lo largo de años de búsqueda e incertidumbre, el duelo eterno, un duelo que no termina por no saber si sus familiares desaparecidos están vivos o muertos…
Todas las madres de la caravana de migrantes desaparecidos vinieron con la esperanza de poder encontrar a sus familiares, o al menos, encontrar alguna pista que les sirviera para seguir manteniendo la esperanza de que en algún lugar, su vida continua.
Seis de las madres tuvieron la dicha de encontrar a sus desaparecidos, para el resto, la incertidumbre sigue latente.
Con el tiempo, se hizo evidente que esta caravana no era solamente la lucha personal de las madres, sino una lucha política, por lo que las madres empezaron a exigir, no a pedir, sino a demandar al gobierno mexicano que reconozca su lucha y que tome medidas al respecto.
Primero algunas comenzaron a tomar la iniciativa de hablar a los medios y finalmente todas alzaron su voz y a pesar de las lágrimas, consiguieron llenarse de valentía hasta hacer sus demandas políticas.
Responsabilizaron al gobierno mexicano de la desaparición de sus familiares, de no tener un compromiso político para evitar que los migrantes sigan desapareciendo en su transito por México, de la falta de una base de datos de ADN con la información genética de los mas de 25.000 restos no identificados.
Expusieron la falta de colaboración entre los distintos Estados de la Republica y con los países centroamericanos. Y demandaron que se creara en México, una fiscalía especializada en delitos contra migrantes y que se castigara a las autoridades corruptas extorsionar a los migrantes en su transito por México.
Estas madres se han convertido en un símbolo de empoderamiento y resistencia para todos nosotros, pero sobre todo para ellas mismas. Y esta fuerza ya no les abandonará, independientemente de si encuentran a sus familiares o no, eso es el gran logro de esta caravana.

VEINTICINCO DIAS SIN LA BESTIA

El pasado 17 de Junio, debido a las fuertes lluvias y el mal estado de las líneas férreas, el puente de Loma Bonita, en Oaxaca colapsó al pasar el tren de carga. Dejando sin tren a los miles de centroamericanos que utilizan este medio de transporte para viajar a los EEUU.
Esto ocasionó un bloqueo de transito de migrantes, en toda la frontera Sur. Ciudades como Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz, se llenaron con miles de migrantes esperando a que arreglaran el puente para poder continuar su viaje.
Bajo el puente de la avenida 1 en Coatzacoalcos, se amontonaban cientos de migrantes, viviendo a la intemperie y en condiciones deplorables, mientras el Ayuntamiento hacía caso omiso de esta situación. Por lo que los migrantes se vieron obligados a orinar y defecar en las inmediaciones del puente, lo cual ocasiono que muchos de ellos y los habitantes de la zona se enfermaran con infecciones oculares, cutáneas, gastrointestinales y gripa.
Tuvieron que pasar mas de dos semanas, las elecciones, la presión de las organizaciones de apoyo a los migrantes y la sociedad civil, para que el Ayuntamiento pusieran letrinas y empezara a ayudar con una clínica ambulante, víveres, agua y un lavadero.
El alcalde hizo acto de presencia el día que llevaron la ayuda, para hacerse la foto delante de las letrinas portátiles y exponer a los medios de comunicación lo mucho que cooperaba su gobierno con dicha situación. Prácticamente ningún medio local se molesto en cuestionarle la tardanza de la misma.
Pero hay que recordar que Veracruz es un foco rojo no solo para los migrantes, que son diariamente extorsionados, violados, secuestrados y en algunos casos asesinados, por delincuentes de la zona, la policía y el crimen organizado, sino también para los periodista, pues este es el estado de México que mas periodistas asesinados tiene.
Después de un gran desgaste físico, económico y moral, muchos se entregaban a migración para ser deportados a sus países de origen. Pero la mayoría aguantó estoicamente hasta que comenzaron a circular los trenes de nuevo.

TOMA LA BESTIA 2

Después de que migrantes y activistas llegaran a Lechería, se organizó una marcha que recorrió diferentes puntos importantes en la localidad, como el lugar donde se le está pidiendo al ayuntamiento que otorgue un terreno para hacer un nuevo albergue para los migrantes. Puesto que la casa actual es demasiado pequeña y hay un conflicto terrible con los vecinos, que no quieren que el albergue esté ahí. También se paso por el lugar donde un migran fue asesinado a principios de año y, finalmente se fue al ayuntamiento para dialogar con el alcalde sobre el terreno y lo que está haciendo para proteger a los migrantes de los ataques racistas en su comunidad. Poco o nada se logró, puesto dijeron que el terreno pertenece a Ferromex y no pertinencia suya y no tenían ninguna cita agendada con los mismos. Cuando se les pidió que apoyaran dando de comer a los migrantes, se negaron. Lo cual demuestra perfectamente su actitud hacia el tema en cuestión. Finalmente nos dirigimos hacia las vías del tren a esperar a que pasara el siguiente tren rumbo a Irapuáto.
Nos demoramos todo el día, pero de esta manera tuvimos la oportunidad de conocer a algunas de las personas que iban a viajar rumbo al norte.
A mí, quien mas me impresionó fue una chica joven de unos 24 años que viajaba con su pareja, estaba embarazada de 6 meses y había dejado en Honduras al cuidado de su ex-suegra a un niño de 3 años. Le pregunté que si no tenia miedo, y me dijo que no, que con miedo no se podía viajar por que te pasaban cosas y que a ella no le iba a pasar nada por que estaba segura de si misma. Pura fuerza…
A las 12 de la noche pasó el tren, afortunadamente para todos el tren paró y pudimos subirnos sin inconvenientes. Al principio había una sensación de emoción, que rápidamente se convirtió en intranquilidad, puesto que a uno de los activistas le habían comentado que ciertas personas ya le habían identificado y que tal vez hicieran algo para atentar contra su persona. Pero al cabo de un rato todos nos tranquilizamos y decidimos dormir un rato. Cosa que era bastante difícil, teniendo en cuenta el viento, el frío y la incertidumbre. Especialmente al pasar por ciertas zonas, como la cementare donde sabemos que el crimen organizado para el tren y secuestra a personas, a cada rato. Cada vez que el tren disminuía la velocidad o paraba para cambiar de vía, también era un motivo para despertar, puesto que estos son los momentos, según cuentan los migrantes, en los que personas desconocidas pueden abordar el tren y hay que estar muy pendiente. Pero enseguida se volvía a conciliar el sueño, o mejor dicho a dormitar. Finalmente el amanecer nos despertó a todos, era una sensación de alivio, lo peor ya había pasado. Había buen ambiente, todos estábamos de muy buen humor, el tren llegó a Querétaro, donde la mitad de los migrantes se bajaron para tomar los trenes que suben hasta Tamaulipas, el resto continuamos nuestro viaje.
A eso de los 20 minutos de pasar Querétaro vemos como una patrulla de policías federales vienen a todo velocidad, dirección al tren, con tremendo despliegue de luces y sirenas, hacen como que se van al frente del tren, paran el tren y regresan, haciéndonos creer que lo habían parado ellos.
Mostrando sus armas largas, unas ocho personas encapuchadas bajan y se dirigen a nosotros, empiezan a ordenar a los migrantes que se bajen del tren, y que nos amontonemos todos en dos vagones, dando ordenes y gritos, estaban muy alterados.
Intentamos hablar con ellos, pero no nos dejaban, les decíamos que estábamos llevando a cabo una acción para visualizar los secuestros y violaciones de derechos humanos a los migrantes pero no estaban interesados, solo gritaban que quien era el portavoz, que bajáramos todos documentos en mano y no estaban dispuestos a escucharnos. Fueron momento tensos y viendo como actuaron, no nos cabe la menor duda de que en esa zona sino ellos, ciertamente a los migrantes les están extorsionando los cuerpos oficiales, entre otros.
Finalmente y tras media hora de intentar negociar con ellos y gracias también al apoyo de todo la gente que estaba participando en el evento desde tierra, como el Movimiento Migrante Mesoamericano http://www.movimientomigrantemesoamericano.org/ en su pagina podéis ver todo el informe detallado del evento, conseguimos que nos dejaran continuar y llegar a nuestro destinos sin mas demora.

TOMA LA BESTIA

Una acción organizada por activistas y diferentes organizaciones que defienden los derechos de los migrantes, fue organizada después de que aparecieran 49 cuerpos hace menos de dos semanas en Nuevo León, norte de México. 49 cuerpos envueltos en bolsas de basura, sin cabeza, sin manos y sin pies, para que no pudieran ser identificados. Inicialmente los rumores decían que podrían tratarse de migrantes, o tal vez sean víctimas, de esta guerra sin sentido en la que está sumida el país. No importa, lo que importa es que esas personas perdieron su vida de una manera atroz y que de alguna manera ese acontecimiento y muchos otros que están pasando en este momento en México como la participación del ejercito como protagonista en la extorsión de migrantes y la militarización del país, la constante violación a los derechos humanos de los migrantes, así como la extorsión por parte de diferentes ciudadanos, el crimen organizado y los tres niveles de poder, fueron el motor para que esta acción se llevara a cabo, con el fin de visibilizar el terrible viaje al que se enfrentan los migrantes Centroamericanos al atravesar México.
La acción comenzó el día 16 de Mayo en Apizaco, Tlaxcala, donde llegamos a las 10 de la mañana, los responsables de la seguridad de los trenes no querían dejarnos pasar, pero después de cierta presión, conseguimos entrar a la estación y abordar el tren que nos llevaría hasta la ciudad de México. El maquinista y las personas responsables de la seguridad de la estación decidieron desenganchar los vagones en los que estábamos y de esta manera boicotear la acción.
Estuvimos esperando todo el día y a eso de las 11pm paso un tren bastante rápido, no nos subimos pero un migrantes que intento abordarlo desafortunadamente se callo y perdió un pie.
Esto produjo un caos y un shock general entre los migrantes y los participantes de esta acción, pues es enfrentarte cara a cara con la realidad de este viaje…. es parte de la tragedia diaria a la que se enfrentan los migrantes, por no tener una visa de transito, para poder viajar libremente por el territorio mexicano, visa que el gobierno mexicano debería de otorgarles y que no lo hace para evitar conflictos con EEUU.
Migrantes y activistas finalmente abordaron el tren de las 4 de la mañana y llegaron a Lechería en el Estado de México a 8.30am donde los migrantes del albergue, diferentes organizaciones, defensores de derechos humanos y prensa les estaban esperando.

EL BUS DEL MIGRANTE

Llegamos a media noche a la estación de San Pedro Sula en Honduras, con la intención de tomar el bus del migrante, los lugareños le llaman así por que siempre va lleno de migrantes.
No hay boletos para el bus de las 2.00am, asique tomamos el de las 11.00pm,es un poco mas riesgoso porque llega de madrugada ala frontera, compramos los boletos y esperamos su salida, al abordar el bus nos piden que hagamos dos filas, una para las “hembras” y otra para los “machos” me doy cuenta de que tan solo somos tres mujeres en el bus y las otras dos se bajan antes de llegar a la frontera.
Esta ruta es conocida por los asaltos, y eso es lo que pienso que nos va ha suceder cuando 5 tipos musculosos se suben en el bus a las 3.30 am.
Nos despiertan a todos con su voz fuerte y ronca, pidiéndonos que les enseñemos nuestros papeles y diciéndonos que ellos están aquí para “ayudar a la raza”, explican a varios chavales que sus papeles no sirven, pero que no se preocupen que ellos les van ha ayudar a dar la vuelta a la caseta de migración.
Luego uno de ellos me mira y me dice “que necesitas preciosa” su gorra casi toca mi frente y puedo sentir su respiración en mi cara, le miro firmemente y le digo “nada, gracias”, sonríe y se retira y mi estomago regresa a su sitio.
Es de noche al llegar a la frontera, enseñamos nuestro pasaporte y cruzamos sin impedimentos ni altercados. Pero al llegar a Esquipulas, para tomar el bus que nos llevará al norte de Guatemala, nos cuentan los migrantes, como casi todos fueron asaltados por los que supuestamente iban a ayudar a la raza…
“Nos pidieron 300 quetzales a cada uno, nosotros no llevamos eso ni entre los tres” nos dice un chaval con cara de inocente. “Ahora ya no tenemos para tomar el siguiente bus, nos tocara trabajar por el camino para llegar a EEUU”.
Esto es el principio del viaje, ya les quitaron todo y les queda mas de 5000km por recorrer. El conductor del autobús se apiada de ellos y les deja subir sin completar el precio del billete.
De nuevo 10 horas de viaje en otro bus lleno de migrantes, al llegar a Sta. Elena, ellos se quedan en la estación de autobuses a dormir, por que su economía no les da para más, son unos 15 cuando regresamos a las 4.00 am para tomar el siguiente bus que nos llevará a la frontera de Guatemala con México. De ahí tomarán una balsa durante 6 horas para cruzar a México y después tiene que caminar por un día hasta llegar a Tenosique donde podrán descansar en “la 72”, un albergue para migrantes que lleva Fray Tomás o Fray Tormenta, como le llaman sus amigos por ser un gran defensor de los derechos de los migrantes y Rubén Figueroa, defensor de derechos humanos y mi acompañante en esta odisea.

ANA, PRODUCTO DE LA MIGRACION

Ana es una de muchas migrantes Hondureñas que ha salido de su país en busca de un mejor futuro para ella y su familia. Atrás deja a un niño de 3 años, su hermana y su abuela, quien hizo la función de madre. Por que la madre de Ana también emigró en busca de mejor oportunidades para ella y los suyos.
Se fue sin decir adiós, temía que su abuela se opusiera a su partida, ella ya había vivido la desaparición de su hija, a quien finalmente encontró en Ciudad Juárez, tras años de búsqueda desesperada.
Pero la madre de Ana nunca regreso a Honduras, nunca consiguió llegar a EEUU, tampoco consiguió dinero suficiente para poder ayudar a su madre con la manutención de sus dos hijas, en cambio la abuela de Ana tuvo que sacrificarse para poder criar a sus dos nietas.
Ahora se ve con la responsabilidad de tener que criar a su bisnieto, solo que ella ya no puede trabajar debido a una trombosis que le exige total reposo y la hermana de Ana tan solo tiene 15 años.
Ana es consciente de todo esto, finalmente ella es el perfecto ejemplo del producto de la migración, pero también sabe que en Honduras no tiene ninguna posibilidad y Ana es joven, tiene grandes sueños, igual que un día los tuvo su madre a quien ella apenas conoce.
En su viaje por México fue asaltada por un grupo de hombres que les desnudaron y les robaron todo lo que llevaba a ella y sus compañeros de viaje. A ella también le tocó que la manosearan sus agresores, puesto que era la única mujer en el grupo. Ahora esperan una visa humanitaria, para poder viajar por México de manera legal y así no tener que exponerse a tan terrible y riesgoso viaje..

CARAVANA DE MADRES DE MIGRANTES DESAPARECIDOS

Recientemente me encontré en la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, con la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos, compuesta principalmente por mujeres centroamericanas, que buscan a sus hijos e hijas.
Algunas no han tenido noticias de ellos por mas de 20 años; en otros casos, sus hijos/as desaparecieron recientemente, pero el denominador común es que todos desparecieron en México cuando migraban rumbo a EEUU.
Esta caravana esta cubierta de lágrimas, lágrimas de mujeres que no se conforman a no saber que les paso a sus hijos, lágrimas que deslizan por sus rostros al atravesar la ruta que realizan los migrantes, porque saben que en algún lugar de esta ruta, sus hijos desaparecieron.
Caminan entre las vías de los trenes, visitan bares donde las mujeres son explotadas sexualmente, van al rancho en Tamaulipas donde asesinaron a 72 migrantes, y donde aun se podían ver muchas de las que fueron sus pertenencias esparcidas por el suelo. Las cuales recogieron y entregaron a las autoridades correspondientes, quienes confirmaron que toda la evidencia ya había sido recogida adecuadamente en su momento y se justificaron diciendo que las evidencias que les mostraban debían de ser de nuevos migrantes que han pasado por ahí recientemente.
Pero que migrante se atrevería a desplazarse de su camino, e irse a dormir a un rancho que representa la muerte!
La caravana también visitó el cementerio de Iztepec, donde hay una fosa común en la que entierran a los migrantes no identificados,
“ni siquiera son capaces de ponerles una mísera cruz” comenta una de ellas. Y mucho menos tener un registro de ADN al que las personas tuvieran acceso en su búsqueda por sus familiares desaparecidos.
Pero también es una caravana de esperanza, especialmente cuando visitamos la cárcel de Tapachula y un carcelero reconoce el rostro de la foto del hijo de una de las madres.
Aparentemente, estuvo ingresado en la prisión durante varios años y fue trasladado recientemente a otro penal, donde después de 8 años esta madre consigue reencontrarse con su hijo

RETRATO DE BODA

Posaban como si de un retrato de boda se tratara, no podían esconder su amor, ni siquiera rodeados de invitados desconocidos, que escondían sus caras para no entrometerse en tan bella imagen.
Esperan su primer hijo y tienen la esperanza de poder llegar a tiempo a EE.UU, para darle un futuro mejor del que jamás podrán ofrecerle en Honduras, su tierra natal.
Para su luna de miel, han elegido un viaje de mas de 5000km, subidos en trenes de carga, con vista panorámica, van recorriendo México.
Cautelosos pero sin miedo, puesto que si pensaran en los peligros que acechan, nunca se atreverían a tan osado viaje. Me explican mientras charlamos.
Cuentan que una vez se llega a Lechería, en la Ciudad de México, ya se ha conseguido pasar el tramo mas peligros del viaje, la Frontera Sur.
Quieren llegar a Texas, para ello, les queda atravesar la mitad de la República y el Estado de Tamaulipas, uno de los mas golpeados por la violencia en México y donde hace poco más de un año, se encontraron los cuerpos sin vida de 72 migrantes.
Una vez que consigan llegar a la Frontera Norte, tendrán que cruzar el Rio Bravo, posiblemente a nado, para finalmente conquistar EE.UU.
Adiós princesa, os deseo lo mejor. Los otros migrantes se ríen, al escuchar como me despido de ella. Pero si las princesas existieran, ella sería una, radiaba luz, firme, segura de si misma, sin miedo, con su hijo en su panza y su esposo a su lado.

EL VACIO

Centro de rehabilitación de mujeres en Tijuana.

Margarita ha trabajado con migrantes y deportados desde hace mas diez años. Ella cuenta como una persona en menos de 5 días de ser deportada se convierte en indigente y en 15 días muchos ya tienen problemas de drogadicción.
“Se puede ver en sus caras el deterioro de sus vidas, a un ritmo vertiginoso”. Cuando una persona es deportada, después de llevar varios años viviendo en EEUU y con su familia al otro lado, lo mas probable es que esta persona esté en estado de shock. No quiere regresar a su lugar de origen, puesto que ya no siente que pertenece a ese lugar y necesita estar cerca de los suyos, aunque haya un muro intraspasable separándoles de la misma.
Sin dinero, con depresión y en estado total de soledad, estas personas son altamente vulnerables y muchas personas terminan en las drogas. Fácilmente disponibles en Tijuana, puesto que es la última frontera a cruzar antes de que la droga entre a su lugar de destino, EEUU.
La directora del centro de desintoxicación Nueva Esperanza, cuenta como las mujeres cada vez utilizan más drogas, no solamente por decisión personal, que hay muchas. Sino que en algunas ocasiones, las mujeres deportadas, a cambio de una relación afectiva terminan involucrándose en las drogas. O son utilizadas bien sea por otro adicto, o por el crimen organizado, para obtener la droga fácilmente o participar en el negocio de la misma.
En Tijuana hay más de 100 centros de rehabilitación, de los cuales 46 están apegados a la norma oficial, es decir, están afiliados al Conadit (consejo nacional de adicciones)el resto esta en proceso de certificarse. Pero hay varios centros de desintoxicación clandestinos, es decir no operan bajo los parámetros de la ley, sus instalaciones y el trato a los adictos son muy cuestionables y principalmente son un negocio con el fin de lucrarse lo máximo posible.

EL ALBERGUE DE MUJERES

El albergue de mujeres, es un lugar seguro, donde las mujeres puedan descansar por unos días, antes de continuar su viaje. En todos los albergues en los que he estado en el Sur de México, me he encontrado con gente que iba camino al Norte. Pero cuando llegue a la frontera Norte, me encontré que los refugios estaban llenos de gente que había sido deportados de EE.UU. A veces, después de pasar la mayor parte de sus vidas en los EE.UU. En muchas ocasiones, tienen la mayor parte de sus familias en EE.UU, o nunca habían estado antes en México, son extranjeros en su propio país.
Y a veces me encuentro con las mujeres que se han visto obligadas a estar separados de sus hijos, porque han sido deportadas por no estar legalmente en el país.
El gobierno de EE.UU. separa a los padres de los hijos y si los padres no tienen un miembro de la familia para cuidar de sus niños, los niños son puestos en instituciones y los padres nunca vuelven a ver a sus hijos.
Me pareció que uno de los crímenes más terribles, que un gobierno puede hacer en el nombre de la justicia. ¿Quién está haciendo el daño real aquí? ¿Cuáles serán las consecuencias a mediano y largo plazo, para esos niños y para la sociedad que cría niños resentidos de por vida? Esos niños son ciudadanos estadounidenses, ¿cómo podrán esos niños alguna vez entender y respetar una sociedad que se mantiene en silencio ante las acciones que realiza su gobierno? acciones que van en contra de los derechos humanos.
Y por este motivo, muchos migrantes desesperados, arriesgan todo para cruzar de cualquier forma a los EEUU, porque sus hijos están del otro lado. El viernes, me encontré con un hombre que trataba de saltar el muro que lo separaba de sus hijos. Me pare a charlar con él y me dijo, “Lo he intentado 5 veces y lo intentaría otras 5 si fuera necesario, mis hijos están al otro lado de este muro.
O una mujer en el refugio, me conto, que no había muro lo suficientemente alto que pudiera separarla de su hijo de ocho meses. Yo tengo que cruzar, no tengo opción.

BUSCANDO UN “POLLERO”

Me dijeron que si quería encontrar un “pollero” (persona que cruza migrantes ilegalmente a EE.UU) tenía que ir a los hoteles una de las zona conflictivas de la ciudad. Ya que es donde los polleros guardan a los migrantes antes de cruzarlos. Cuando llegué a la zona en cuestión y después de preguntar a varias personas, que obviamente no conocían a ninguno… Un par de hombres que parecían saber bastante sobre la profesión en cuestión, me comentaron “los polleros de antaño ya no existen, ellos cuidaban a las personas que cruzaban, tenía una reputación, un apellido, ahora todos son oportunistas, te quiere robar o secuestrar o e incluso matar por unos dólares”
Continúe mi búsqueda hasta encontrarme con el llamado “talonero” el intermediario, la persona que te pone en contacto con los polleros, este me propuso varias opciones para cruzar, todas con su precio correspondiente, dependiendo del riesgo y la dificultad. Podía elegir si quería ser oculta en el compartimiento de un coche, ir de pasajera en el mismo, o caminando.
Todo lo que tenía que hacer era fingir ser otra persona y mostrar documentos falsos, que ellos me iban a proporcionar. Así de fácil, solo tenia que pagar $150 para hacer los papeles y el resto a pagar una vez estuviera en EEUU.
Finalmente encontré a una mujer que solía trabajar como “Westerera” su trabajo consistía en pretender ser la pollera que llevaba a los familiares a EEUU y pedirles dinero por la entrega del familiar que estaban esperando, por haber sido cruzado.
“En cuestión de minutos nos están mandando el dinero y toda la información nos la proporcionaba ellos” me explica, todo lo que necesito es un número de teléfono, el resto vendrá dado por la buena fe de la persona que esta siendo robada. El dinero es enviado por Western Union, por eso el slogan de “dinero en minutos” se ríe…

EL FINAL DE UN SUENO

Persona caminando en el rio de Tijuana, donde migrantes, deportados y adictos a las drogas viven. En frente esta el muro que separa México de EE.UU

“El Bordo” como los lugareños llaman al río de Tijuana por estar canalizado, se encuentra en frente de la frontera de EEUU. Es el lugar donde los migrantes, deportados y usuarios de drogas, han convertido en su hogar, refugiándose entre desagües, la escasa vegetación de la zona y casas de cartón.
Tijuana era una ciudad famosa entre otras, por sus buenos “polleros” y ser un lugar relativamente fácil para que los migrantes cruzaran a EEUU. Con los años lo que al principio era una barrera que separaba los dos países, se convirtió en un muro altamente militarizado, especialmente después del 11 de Septiembre. Desde entonces, cruzar la frontera en Tijuana es cada vez más complicado y el numero de deportados va en aumento. Más y más personas acaban apilados en la ciudad, sin dinero para regresar a su lugar de origen, sin oportunidades de empleo, o un lugar para dormir y descendiendo rápidamente en un círculo de pobreza y drogas.
El Bordo representa para muchos un sueño roto, el final de un viaje, el fin del sueño americano. Para otros es un problema social, el epicentro de las drogas y actividades delictivas, una ciudad sub-ciudad resistiéndose a desaparecer.

LOS GRILLETES DE LOS SECUESTRADORES

Grilletes en el tobillo de una mujer que acaba de ser liberada por secuestradores, aun se aprecia la sangre en sus zapatos

Esta mañana me desperté con la llamada telefónica de una amiga, que me decía que estaba en el hospital con una mujer migrante, que acababa de ser liberada de unos secuestradores.
Llevaba a un niño en los brazos, su cara estaba totalmente hinchada por los golpes recibidos, apenas podía abrir un ojo y estaba cubierta de sangre, estaba en un estado lamentable tenía muchísimo miedo. Me impresionó mucho que aún llevaba puesto en el tobillo los grilletes de plástico usados por los secuestradores para retenerla.
De alguna manera, los dos trozos de plástico negro atados a su tobillo, me obligaron a enfrentar la dura realidad que sufren algunas personas cuando viajan ilegalmente a EE.UU, y lo que esos grilletes realmente representaban.
Los grilletes impuestos a una población de bajos recursos económicos, obligados por la necesidad y la desesperación a tomar riesgos inimaginables, por buscar una vida mejor. Los grilletes de la colonización presentes a día de hoy, porque los países del llamado ‘primer mundo’ siguen colonizando de muchas maneras diferentes. Los grilletes de la burocracia y la negligencia de las autoridades Mexicanas encargadas de resolver casos como el de esta migrante, que tuvo que pasearse de oficina en oficina por 14 horas para ser atendida de una manera indiferente y mediocre y que finalmente se archive su caso y no se castigue a los culpables. Grilletes que nos impiden ver la realidad, porque nos negamos a verla, hasta que no nos afecta directamente a nosotros. Estos grilletes representan una historia de terror más en la frontera del norte de México, pero en realidad podría ser una de muchas fronteras hacia el primer mundo.

DE CAMINO A CALIFORNIA

De camino a California después de haber sido liberado de un centro de detención para migrantes.

De camino al festival “Reggae on the River” en California, conocí una migrante Hondureña. Me preguntó si podía ayudarla a cambiar de autobús en Los Ángeles, puesto que no hablaba Inglés. Le dije que sí, que iba en la misma dirección que ella y que podíamos viajar juntas.
En el camino me contó su historia. Había estado viajando mas de un mes. Había pagado a un “coyote” 6.000 dólares para que la llevara a los Estados Unidos desde Honduras. Había viajado en diferentes camionetas hasta llegar a la frontera de México, donde después de esperar varios días, fue pasada de contrabando con otras 60 personas en el contenedor de un camión de carga.
“Hacía mucho calor y viajábamos en total oscuridad, tardamos casi un día en llegar a la Ciudad de México. Allí, paramos unos días y continuamos el viaje en camioneta hasta llegar al norte de México. Luego hubo otra larga espera para encontrar otro “Coyote” en Altar, Sonora. Finalmente, después de 10 días caminando logró cruzar el desierto. Caminamos dos días sin parar, los coyotes eran agradable, cuidaban a las mujeres, nos trataron bien. Tuvimos mucha suerte, nos dijeron que otros coyotes odian a las mujeres, pero ellos eran agradables y bromeaban todo el tiempo con nosotras. Una vez que llegamos a Phoenix el Coyote nos llevó a una casa de seguridad, a la espera de nuestras familias que tenían que pagar el resto del dinero y venir a buscarnos. Pero la patrulla fronteriza nos encontró en la casa, no podía creérmelo, después de 10 días de travesía por el desierto nos encontrar una vez que ya estábamos a salvo.
Me dieron tantas ganas de llorar… Luego, en el centro de detención me pusieron una fianza de $7000 y mi hermana pagó por ella. Sólo Dios sabe por qué me dejaron irme. Pero ahora estoy aquí y voy a trabajar duro para pagar mis deudas y empezar una nueva vida. Me siento bien feliz y afortunada.”

PODRIA COMPRARME UNA MARUCHAN?

migrante fuera de una tienda, comiendo una sopa mientras espera el tren que la llevara hacia la frontera Norte de México.

¿Podría cómprame una Maruchan?, tengo hambre. Me pidió la mujer sonriéndome tan pronto como me acerqué a ella.
Entré en la tienda y busqué entre las diferentes secciones de sopas instantáneas. Para mi sorpresa había muchas marcas y sabores, camarones, carne de res, pollo, verduras …. un mar infinito de cajas luminosas de fideos baratos, con sabor artificial.
Me acerqué al termo que tenían para servirse el agua hirviendo y antes de que tuviera la oportunidad de abrirlo, escuché una voz penetrante que gritaba, casi en pánico – “Señora, tiene que pagar por la sopa antes de servirse el agua”
Nunca antes había tenido que pagar por un café antes de servírmelo en un Oxxo, pero las reglas son las reglas y no quise decir nada.
Una vez que había pagado, me di cuenta de que me estaban cobrando extra por el agua y la cuchara de plástico. Respire profundamente y le pregunté amablemente: ¿por qué los extras? Nunca antes tuve que pagar por ellos. Por supuesto, no obtuve ninguna respuesta. Ella es una trabajadora que sigue ordenes y las reglas no las ponen ellos, sino Oxxo.
Solo entonces me di cuenta de que esta tienda, era un lugar frecuentado por migrantes, debido a su cercanía a las vías del tren y es un buen lugar para conseguir comida barata y esperar unas cuantas horas hasta que pase el próximo tren camino al Norte.
-Uno piensa mejor con el estómago lleno, ¿verdad? Camila dijo y empezamos a charlar.

BOTELLAS DE AGUA NEGRAS

Nunca antes había visto una botella de agua en envase de plástico negro, de hecho, no puedo pensar en ninguna empresa que las produzca, puesto que normalmente asociamos los envases de color negro con lejía u otro líquido no potable.
Sin embargo, estos envases se pueden encontrar por los caminos que frecuentan los migrantes en el desierto de Arizona. Cuando miré de cerca la botella descubrí que se producían en Altar, México. Un tranquilo y pequeño pueblo polvoriento de esos que parece que nunca pasa nada, cerca de la frontera de los EE.UU.
Si vas a Altar ten cuidado, es una zona peligrosa, me dijeron todas las personas a las que pregunté. La explicación general era que Altar era la puerta al desierto desde donde se organiza todo lo que sube y baja ilegalmente por la frontera del Sásabe, drogas, armas y por supuesto seres humanos … todo controlado por diferentes traficantes.
Altar es también el lugar donde los migrantes llegan a obtener un “coyote” que los guíe a través del desierto, a los EE.UU.
La mayor parte de la economía de la ciudad está relacionadas de una u otra forma con la travesía al desierto. Mochilas de camuflaje, mantas, zapatillas, ajo para ahuyentar a las serpientes, bebidas energéticas, incluso pastillas anticonceptivas bendecidas.
Es sabido que las mujeres pueden ser violadas en el camino, por ello el sacerdote del lugar ha tomado un enfoque diferente a la visión general de la Iglesia Católica, que está en contra de los anticonceptivos y ha decidió bendecir las pastillas. De esta manera las mujeres católicas puedan tomarlas antes de comenzar el viaje.
Y por supuesto, también encontré botellas de agua en envases negros.

TRACKS FROM THE TRAIL

“Las rodillas heridas de una mujer migrante, que fue obligada a caminar a cuatro patas para evitar dejar huellas en la tierra, de esta manera evitar que la patrulla fronteriza pudiera seguirles el rastro ;

Los agentes de la patrulla fronteriza de EEUU utilizan diversos métodos para capturar a los llamados “inmigrantes ilegales” desde sensores sísmicos enterrados en la arena, fotografías computarizadas para llevar un registro de las personas que son atrapadas, a métodos más tradicionales, como la búsqueda de huellas en la arena.
Para ello, arrastran ruedas pesadas, unidas por cadenas a la parte trasera sus coches y circulan para limpiar de huellas los caminos. Así, poder seguir el rastro de los migrantes cuando pisan sobre ellos. Este método se utiliza a lo largo del muro de separación de los dos países, obligando a los migrantes a evitar dejar huellas, caminando sobre sus rodillas, o incluso descalzos.
La creciente militarización de la frontera, los métodos que utilizan y el mayor número de agentes que se envían a la frontera México/Estados Unidos, significa que los migrantes se ven obligados circular por zonas más aisladas en el desierto, en busca de nuevos lugares para entrar al país, arriesgándose cada vez mas a la hora de cruzar.
Sin embargo, ni las deportaciones masivas, ni la criminalización de la pobreza, ni la militarización de la frontera han reducido efectivamente el número de migrantes que cruzan ilegalmente a EE.UU Tan solo aumenta el número de muertos en el desierto.

LA ESTACION DE AUTOBUSES DE GREYHOUND

Migrantes en el aparcamiento de la estación de autobuses de Greyhound después de haber sido liberados de un centro de detención, en Tucson, Arizona.

De lunes a viernes, los inmigrantes son liberados del centro de detención ICE (por sus siglas en ingles) en el aparcamiento de la empresa de autobuses Greyhound en Tucson, Arizona. La mayoría de ellos están luchando casos de asilo político, u otros procesos migratorios. Estas personas se quedan en la mitad de la noche, con sus pertenencias en el suelo, sin dinero ni apoyo del gobierno, en la estación de autobuses.
Algunos tienen dinero para ir de nuevo a la casa de sus amigos y familiares, o han conseguido que les manden dinero por Western Union, para que puedan comprar un billete de autobús. Sin embargo, otros no tienen los recursos o las familias para ayudarles, y no tiene la menor idea de qué van a hacer, o dónde van a pasar la noche. A veces, no hay billete en la estación de autobuses, o se ha producido un problema al enviar el dinero comienzan las complicaciones.
Algunos de estas personas huyeron de sus países por que estaban en guerra, o son víctimas de la violencia intrafamiliar, persecución política, o han pasado días caminando a través del desierto hasta llegar a los EE.UU. y están en un estado muy vulnerable.
Hay un par de organizaciones no gubernamentales, como el Proyecto de Restauración de la Casa Mariposa, envía voluntarios a la estación de autobús cada noche para ayudar a las personas que allí se encuentran.

  1. #1 by Eliseo Gaxiola on July 26, 2011 - 2:30 pm

    Suave tu trabajo, Encarni. Saludos

    • #2 by Maya on July 27, 2011 - 11:42 am

      Muy interesante, tu odisea Encarnita. La posicion de la gente…que asco! pero son luchadores esas mujeres, estan superando las bareras que EEUU esta poniendo por sus caminos. Ellas (y ellos) son más fuertes y más inteligentes que sus opresores. Se puede ver que tengan un optimismo y la fe en la vida a pesar de todo…yo lo vi en mi viaje por America Latina, la dureza del pueblo de America Latina. Este es la esencia. A buen puerto….

  2. #3 by josema on August 2, 2011 - 9:22 pm

    Que buen trabajo¡¡¡¡ como me gustaria estar contigo… has visto a alguien de los que encontramos por el sur??? Alguno llegó despues de pasar la frontera sur, los trenes de carga, los zetas, la migra y demás???? Suerte a ti y a ellos¡¡

  3. #4 by Maya on August 12, 2011 - 11:47 am

    Es que no hay tanta cosa como el american “dream”. Realmente, se trata de american PESADILLA! Pues, ya lo sabemos…

    Cuenta nos Encarnita sobre las ondas de Tijuana, este lado de la vida sobre que Manu Chao nos canta, ¿Qué hace la gente en general, especialmente que es lo constructivo/positivo que hacen para VIVIR a pesar de la lucha brutal para sobrevivir…¿cómo se socializan, que es el ritmo de música más popular por alla…que es lo mas interesante que tu personalmente entendiste de Tijuana sobre la marcha (excepto las cosas que podríaste haber anticipado de encontrar allí)…mas fotos? un abrazo a ti y en otro gigante a Mexicoooooooooooooooooooo, a Tijuanaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

  4. #5 by Marta Sanchez Soler on February 29, 2012 - 3:25 am

    Me encanta atu blog

  5. #6 by Javier on June 1, 2012 - 9:20 am

    ¡Impresionante relato! Gracias por dar a conocer una realidad desconocida o ignorada por muchos.
    Animo.

  6. #7 by sonia san simon on June 1, 2012 - 1:26 pm

    enhorabuena por este trabajo contundente, claro, preciso y con corazon, sigue poniendote con el sonido del tren y cuidate mucho, besos

  7. #8 by Bren on June 1, 2012 - 3:32 pm

    Que gran entrega, trabajo y esfuerzo, muy interesante e impactante. Gracias por plasmar en imagenes y palabras la cruda realidad que se vive por estos rumbos.
    Besos Guapa

  8. #9 by cristina from spain on June 3, 2012 - 9:42 pm

    enhorabuena por hacer un trabajo tan esplendido ¡¡¡Gracias por hacer que la profesión de periodista y fotógrafo tenga un sentido y por sacar una cruda realidad con este impresionante relato de meses de esfuerzo y trabajo . Enhorabuena¡¡¡

  9. #10 by Mercedes Moreno on April 29, 2013 - 7:35 am

    Te admiro mucho Encarni por tu energía y dedicación en enseñarle al mundo la cruda Realidad tanto en Centro América como en México y la frontera de Arizona
    Gracias por compartir tu TRAVAJO y voluntad
    mercedes moreno

  10. #11 by Aloia Álvarez on January 9, 2014 - 12:56 pm

    Hola Encarni. Nos conocimos en Tequisquiapan durante la Novena Caravana de Madres el pasado mes de diciembre. Soy una periodista freelance y te pedí fotos para un reportaje sobre la caravana que estoy terminando. Voy a publicarlo inicialmente en una revista gallega que se llama Luzes (http://revistaluzes.com). Me han pedido fotos profesionales. He visto las tuyas y son magníficas. Te he mandado un mensaje a facebook en el que te aclaro todo. Si te interesa, escríbeme cuando puedas, por favor. El tema saldría en la revista de febrero y tendrían que estar las fotos a inicios de la semana próxima. Si a ti no te interesa y conoces a algún fotógrafo que tenga fotos, de la caravana y o, de los migrantes en ruta, te agradecería que me contactes. Muchas gracias, saludos.

  11. #12 by Joaquin Gomez Sastre on May 19, 2014 - 9:53 pm

    Un trabajo muy bueno felicidades¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Un saludo

  1. THE END OF A DREAM | Northern Barbarians's Blog

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: